31.12.14

Balance.




There are years
that ask questions,
and years that answer.
-Zora Neale Hurston


En menos de seis horas se termina este año tan... inesperado.
Me acuerdo perfecto de a dónde me encontraba en este momento un año atrás.
Hoy todo está muy distinto. Demasiado.
Pero la balanza estaba desequilibrada.
Yo estaba sobre la cuerda floja, y no podía ver dónde iba a dar mi próximo paso.
Hoy ya estoy en tierra firme, por suerte.
Y perdí mucho en el camino.
Más de lo que creí que podría perder.
Pero me encontré.
Y conmigo, apareció todo lo que tanto extrañaba en mi vida.

El 2014 no es un año que quiero recordar, pero sé que no fue en vano.
Que cada lágrima derramada se convierta en una sonrisa.
Que cada dolor punzante pueda transformarse en una risa que estalle desde lo más profundo.
Que pueda rodearme de personas que realmente me quieran como soy.
Que pueda dejar ir en paz a las que no me merecían.
Que vuelvan las que tengan que volver.
Que todo lo que pase, sea para mejor.
Y por sobre todo, que no me pierda nunca, nunca, nunca más.

Pude salir del laberinto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario