21.11.13

21




Llegaron, nomás.

Toda mi vida los sentí tan lejanos, que todavía faltaba muchísimo para llegar... y acá estoy: 21 años.

Y todavía no sé si estoy haciendo bien las cosas.
No sé si las decisiones que tome fueron las correctas.
O qué me depara el camino que elegí.
No sé quiénes van a permanecer en mi vida.
Ni quienes van a dejarla.
No sé quiénes van a sumarse a mi camino.
Ni quién me va a dar la mano y quién va a intentar hacerme caer.
No sé si aproveché mi vida al máximo...
...o no.
No sé si hice bien en esperar a algunas cosas...
...y apurarme con tantas otras.
No sé si está bien que no me arrepienta de nada.
(y que aún así haya noches en las que me cuestione mi vida entera)
No sé si voy a volver a tropezarme con la misma piedra.
Pero sí sé que voy a intentar no hacerlo.

No sé si tengo muy en claro cómo funciona esto que llaman "vida"...

...pero te aseguro que por ahora me está encantando.

4.11.13

Si yo fuera...


Si yo fuera un mes, sería: noviembre.
Si yo fuera un día, sería: miércoles.
Si yo fuera un momento, sería: eterno.
Si yo fuera un planeta, sería: plutón.
Si yo fuera un animal, sería: un tigre.
Si yo fuera una dirección, sería: contraria.
Si yo fuera una textura, sería: sedosa.
Si yo fuera una pieza de decoración, sería: vintage.
Si yo fuera un pecado, sería: la gula.
Si yo fuera un líquido, sería: agua.
Si yo fuera un árbol, sería: un cerezo.
Si yo fuera una nota musical, sería: sol.
Si yo fuera una flor, sería: una magnolia.
Si yo fuera un ave, sería: un ave fénix.
Si yo fuera un estado del tiempo, sería: lluvioso y fresco.
Si yo fuera una estación, sería: primavera.
Si yo fuera un sabor, sería: agridulce.
Si yo fuera un instrumento musical, sería: un violín.
Si yo fuera una criatura mitológica, sería: un hada.
Si yo fuera un color, sería: púrpura.
Si yo fuera una palabra, sería: magia.
Si yo fuera una esencia, sería: frutal.
Si yo fuera un número, sería: el tres.

2.11.13

Y pero quién me entiende?




Maybe one day you will understand
That I want nothing from you
But to sweetly hold your hand.
'Til that day, just please don't be so down.
Don't make frowns, you silly clown.

REGINA SPEKTOR - FOLDING CHAIR


Me encanta cuando las cosas no pueden explicarse y simplemente... son.
A mí nada me pasa de la forma convencional.
Por eso me cuesta tanto explicarme.
Por eso el mundo rara vez me entiende.
Por eso yo nunca me entiendo.
Pero no me gusta entenderme.
La vida se me torna demasiado aburrida cuando me entiendo.
No me gusta ponerle nombre a todo lo que me pasa.
No me gusta buscarle una razón o significado a cada cosa que hago o digo.
Ya voy a tener tiempo de pensar bien todo más adelante.
No hoy.
Quizás mañana.
O tal vez no.

1.11.13

Chau, Chau, Adiós...

Uy, Octubre. 
Definitivamente fuiste el peor mes de mi vida.
Sin duda alguna.
Te pido que por favor te vayas en paz, y no vuelvas.
Nunca más.


(o te las vas a ver conmigo.)

28.10.13

100 cosas.

Extraño reírnos hasta sentir que me voy a morir y que no sepas como detenerme.
Extraño agarrarte la cara y pelearnos como dos nenes.
Extraño empacharnos de patitas con puré.
Extraño el puré que hacés vos.
Extraño bajarte la heladera y que me cagues a pedos.
Extraño ver Cualca juntos y quotearla en la vida cotidiana.
Extraño tirarme encima tuyo sin querer mientras dormimos.
Extraño la alarma de tu celular.
Extraño ponernos a bailar en tu cocina porque sí.
Extraño que nunca tuvieras papel higiénico.
Extraño festejar cuando sí tenías.
Extraño los golazos de Freddo.
Extraño maquillarte.
Extraño fumar con vos y olvidarnos de todo.
Extraño los momentos WTF.
Extraño preguntarte “¿Vos pensás?” cuando decías “Estaba pensando…”.
Extraño el olor de tu casa.
Extraño despertarme y que Tom esté acurrucado sobre mi cabeza.
Extraño que me acompañes a la parada del bondi.
Extraño tomarme un 168 y bajarme en Los Incas y Zapiola.
Extraño tomar Aquarius de pera.
Extraño ayudarnos mutuamente a lookearnos para salir.
Extraño salir con vos.
Extraño decirte lo potro que sos.
Extraño que me hicieras notar lo linda que soy.
Extraño a “Las Profecías”.
Extraño a “La Tercera Risa”.
Extraño contarte mis sueños flasheros.
Extraño que me hagas escuchar “Chiquititas”.
Extraño que pensaras que me aburría.
Extraño a Tac.
Extraño a Tec.
Extraño a Tic.
Extraño a Tuhc.
Extraño putear juntos a Toc siempre que aparecía.
Extraño imitar a Caro Pardíaco sólo para hacerte reír.
Extraño escucharte cantar canciones que “necesitás cantar”.
Extraño ponerme nerviosa cuando te ponés a discutir con gente en la calle.
Extraño sacarte con mi ligera tendencia hacia "yolosétodo".
Extraño que seas un jodido con la comida.
Extraño tratar de hacerte comer más sano.
Extraño ser un desorden y volverte loco.
Extraño pirar y lavarte todos los platos.
Extraño caer a tu casa con sorpresas ricas.
Extraño tu casa.
Extraño tu sillón hundido.
Extraño el ecosistema que se había formado debajo de los almohadones del sillón.
Extraño tu cara de odio cuando te ibas a laburar temprano y yo seguía durmiendo.
Extraño hacerte regalos.
Extraño darnos un gusto cuando las cosas nos salían bien.
Extraño cocinar en mi casa y que algo siempre saliera mal.
Extraño diferir en todo con vos.
Extraño decirte guasadas y que te den arcadas.
Extraño ver películas y series con vos.
Extraño que nunca te pudieras levantar a la mañana.
Extraño que nunca tuvieras la SUBE cargada.
Extraño que llegues tarde.
Extraño nuestras conversaciones de chat interminables.
Extraño poder decirte todo.
Extraño no tener que decirte nada, y que entiendas todo.
Extraño escucharte.
Extraño tu voz.
Extraño que nunca me dejaras sola.
Extraño decir juntos todos los diálogos de Disney porque nos los sabemos de principio a fin.
Extraño nuestros códigos internos.
Extraño hacernos tentar mutuamente arriba y abajo del escenario.
Extraño estar con vos arriba de un escenario.
Extraño ser socios.
Extraño ser solitarios.
Extraño ser Sol&Tarios.
Extraño abrazarnos antes de empezar la función.
Extraño abrazarnos.
Extraño que me enseñes cosas de la vida.
Extraño intentar devolverte lo mismo.
Extraño cuidarnos el uno al otro.
Extraño hablar con vos del futuro.
Extraño hablar con vos.
Extraño que creyeras que tengo un secreto que nadie sabe.
Extraño joderte con que el secreto es que tengo pito.
Extraño ser confidentes el uno del otro.
Extraño conocerte mejor que la palma de mi mano.
Extraño mirarte a los ojos.
Extraño a Toulouse.
Extraño a Tu luz.
Extraño prendértela cuando la tenías apagada.
Extraño la amistad que teníamos antes de cruzar el límite.
Extraño lo que tuvimos después de cruzarlo.
Extraño cada discusión.
Extraño amigarnos.
Extraño saber que tarde o temprano nos íbamos a amigar.
Extraño a mi hermano de mentira.
Extraño a mi hermano de verdad.
Extraño sentir que estás.
Extraño sentir que iba a estar siempre para vos.
Extraño decirte “amigo”.
Extraño que me digas “amiga”.
Extraño los “te amo”, que nunca fueron por costumbre.
Extraño estar segura de que nuestra amistad iba a durar para siempre.
Extraño todo esto y tanto más.

Te extraño.

Pero hoy, necesito cerrar tu puerta.

26.10.13

Vistos, Últimas Conexiones y otros cuentos cortos.

Odio que aparezcas. Sabías que tenés el timing perfecto, no?

Un simple mensaje, y me desequilibraste todo de nuevo. La torre de cartas en la que estuve trabajando tanto este último tiempo, me la tiraste de un solo soplido. Si por lo menos hubiera tenido una señal, lo que fuera... algo que me avisara de antemano que ibas a aparecer. Y te tuve que contestar. Los vistos y las últimas conexiones nos meten en ese compromiso del cual nadie se salva. "Si no le contesto, ya sabe que lo vi, así que quedo como una basura. Le tengo que contestar". Y claro, quizás no quería contestarte. 

En realidad, no sabía qué contestarte.

23.10.13

To whom it may concern:

Felicitaciones. No entendés lo que te merecés esto.

De todas formas, no te voy a mentir; sí, me pone extremadamente feliz saber que lo conseguiste por fin. Que después de tanto verte frustrarte y frustrarte, por fin ganaste. Pero al mismo tiempo me saca no poder compartirlo con vos. No poder estar diciéndote esto a la cara. No haber podido enterarme por vos personalmente, como cuando me pasó a mí. En cambio, me enteré de casualidad, gracias al conchudo Señor Facebook. Y no sólo eso, sino que también tengo que ver como todos se regocijan de poder disfrutar de esto con vos. Y yo ni siquiera te puedo decir esto vía señales de humo. No puedo decirte nada.

Pero ojalá te llegue mi energía, la que se muere por hacerte saber lo bien que me hizo conocer esa noticia, lo orgullosa que estoy de vos, lo mucho que te quiero y lo tanto que te extraño.

22.10.13

Write it all out.

Me siento boludeada, herida, pero por sobre todas las cosas, terriblemente enojada.
Y lo más útil que puedo hacer ahora es escribir.

No sé si alguien lee esto. No sé si vos leés esto.
Ya mucho no me importa. 
En este momento, sólo siento el gusto amargo del mundo entero diciéndome "T E  L O  D I J E".

¿Cuándo va a llegar el día en el que me arriesgue por alguien y no pierda?
¿Cuándo va a llegar el día en el que alguien se arriesgue por mí?
Siempre salen todos bien parados.
Todos... menos yo.

Y si lloro no es porque estoy triste.
No.
Son lágrimas de bronca, de impotencia, de todas las cosas que podría haberte dicho pero que me guardé porque... porque aunque quiera odiarte con todo mi corazón, no puedo.
Creo que jamás habían estado en tanto desacuerdo mi cerebro y mi corazón.

No me merezco que me trates así.
No me merecés. Ni un poco.
Y sé que eventualmente, mi corazón se va a acostumbrar a que no estés, y un día, no va a quedar ni un rastro tuyo. Eso es lo que mi cabeza me dice que haga, que es lo mejor.



¿Qué hago? ¿Le hago caso de una vez por todas o escucho a mi corazón por una última vez?

20.10.13

Incondicional.

En serio tengo que empezar a poner en práctica el hábito de escribir cuando estoy bien. Porque no sé cuánto puede durar, y para cuando me doy cuenta, ya se fue todo al carajo otra vez, ¿y qué pasó? Nunca escribí.
Ya no tiene sentido alguno hablar de eso. Ahora sólo tengo ganas de putear y de romper cosas. Ni siquiera llorar me ayuda en este momento.

A la mierda con el amor incondicional. Es una cagada. No debería existir, debería tener un aviso, una advertencia cual "¿Está seguro de que quiere eliminar este archivo?", "¿Está seguro de que quiere amar incondicionalmente a esta persona?". Quisiera volver al momento en el que crucé esa línea, pegarme una bofetada y gritarme "NI LO PIENSES! De esto no se vuelve, ¿entendés? ¿Qué sabés si en una semana, ocho meses o en tres años no tenés que olvidarte por completo de esta persona?". Aunque creo que de todas formas me hubiese importado poco y nada eso, porque creía mucho en el riesgo que estaba tomando. Y sí, amar es un riesgo, y uno gigantesco. Es apostar ciegamente todo lo que tenés, y a ganar. A L L  I N .

¿Qué pasa cuando perdés?

¿Qué hacés con eso? ¿Adónde metés todo ese "amor incondicional"? Una opción muy común es transformarlo en puro odio, no por nada "del amor al odio hay un sólo paso", aunque casi siempre esa opción pelotuda es más fácil para la persona que se va, y no para la que se queda.

Pero esperen, aclaremos los tantos, y así hablamos todos el mismo idioma. El amor incondicional no discrimina entre tipos de relaciones; o sea que podemos referirnos a parejas, amigos, hermanos, padre-hijo, y etcéteras. Los amigos son los que peor la pasan (a mi entender). A ver: no son novios, no son hermanos de sangre, no tienen relación de ningún tipo más que la amistad que comparten (o compartieron). No podés reclamar un carajo, y sin embargo el amor incondicional está ahí, latente. Vivito y coleando. Jodete por pelotudo.

Así me siento hoy.
Y voy a poner todo ese amor en una cajita.
Y esa cajita tiene un reloj.
Y ese reloj tiene una cuenta regresiva.
Y la cuenta regresiva ya está corriendo.
Y cuando la cuenta regresiva se termine... ¿qué pasa entonces?

Ojalá no tenga que conocer ese momento.

16.10.13

13.10.13

If these WINGS could FLY...


W I N G S

Sunlight comes creeping in
Illuminates our skin
We watch the day go by
Stories of all we did

It made me think of you

It made me think of you

Under a trillion stars
We danced on top of cars
Took pictures of the stage
So F A R from where we are
They made me think of you
They made me think of you

Oh, lights go down
In the moment we're lost and found
I just wanna be by your side
If these wings could fly
Oh, damn these walls
In the moment we're ten feet tall
And how you told me after it all
We'd remember tonight
For the rest of our lives

I'm in a foreign state
My thoughts they slip away
My words are leaving me
They caught an aeroplane
Because I thought of you
Just from the thought of you


Oh, lights go down
In the moment we're lost and found
I just wanna be by your side
If these wings could fly

Oh, damn these walls
In the moment we're ten feet tall
And how you told me after it all
We'd remember tonight
For the rest of our lives

If these W I N G S could F L Y...

Oh, lights go down
In the moment we're lost and found
I just wanna be by your side
If these wings could fly

Oh, damn these walls
In the moment we're ten feet tall
And how you told me after it all
We'd remember tonight
For the rest of our lives

11.10.13

Limbo.

Some days,
I feel everything at once.
Other days,
I feel nothing at all.

I don't know what's worse:
Drowning beneath the waves,
Or dying from the thirst.
o.m.

Hoy creo que es de los que siento todo junto.

Te extraño. Y me hacés mucha falta. (mucha)
Ya no puedo imaginarme una vida sin vos.

Me arden los ojos de intentar cerrarlos para dormir,
y que las lágrimas me los abran a la fuerza.
Cada sueño que tengo se transforma en pesadilla cuando me despierto.
Porque nunca la ficción estuvo tan distante a la realidad.

Pero cuando me levanto a la mañana,
aunque sea por un breve momento... me olvidé de todo.
Y al segundo siguiente la verdad se aparece ante mí,
me tira un balde de agua fría y se va.
Y veo (otra vez) que ya no estás.

16.9.13

Tiempo.

Tiempo para sanar,
para desprendernos,
para soltarnos,
para desconocernos,
para conocernos,
para recargar energías,
para extrañarnos,
para volver a empezar.

Tiempo para...
Tiempo.
Tiempo.
Tiempo.

8.9.13

Me Quiero Enamorar

Cuánto tiempo tardará?
O no es para todos?
Por qué de mí se esconderá?
Dónde está?

Así dice la canción. 
Últimamente yo veo la vida como un gran álbum de figuritas.
Vivo tratando de completarlo, de conseguirlas todas para así en muchos, muchos años, poder verlo lleno. Lleno de vida.
Pero ya estoy cansada de abrir paquete tras paquete, esperando que por fin me toque una en particular, esa que vengo buscando hace tanto tiempo.
Porque sí, aunque mi álbum tiene muchísimas otras figuritas que lo decoran, hay una página que siempre se mantuvo vacía. Y cada vez se hace un poco más duro ver que esa es la única parte que nunca parece llenarse.

Esperarlo, buscarlo, resignarte. Me vuelve loca intentar encontrarle la vuelta.
Agota el hecho de saber que no depende de vos. Que por más que lo intentes y lo intentes, una y otra vez, hasta que no aparezca esa otra persona, es todo en vano.
Y la incertidumbre de cuánto tiempo más falta para que pase... puf, basta.

Esto de pasar una noche de sábado sola en casa definitivamente no ayuda.

JESSE & JOY - ME QUIERO ENAMORAR

16.8.13

¿Qué pasó?

Volveré y seré millones,
pensé estúpida y engreídamente cuando, veinte días después de mi última entrada, encontré la razón de mi existir.
Resulta que una noche, desolada y con el corazón recién roto, mi mejor amigo iluminó la oscuridad con una sola palabra; una idea, un desesperado intento de reírnos de nuestra soledad se transformó instantáneamente en el motor de nuestras vidas por los doce meses siguientes: Sol&Tarios.

De repente, no tenía razones para seguir haciendo catarsis por acá. (Tonta, pobre tonta...) ¿Para qué? Ahora podía desahogar todas mis penas en un texto dramático. Mis peores inseguridades, toda mi ira y dolor podían cobrar vida sobre un escenario. FUÁ! Y es que, así fue.

Los días pasaban, y en lo único que pensaba era en la obra. En perfeccionarla cada vez un poco más, quería que fuera la catarsis por excelencia. Creo que jamás me preocupe tanto por algo. Pero la perfección tiene su precio. Para cuando me quise detener un segundo y mirar todo desde afuera, yo no existía más. Me había perdido totalmente entre palabras, emociones, recuerdos, nuevas experiencias y una simbiosis hermosa y cuasi enfermiza. Y en el camino fui abandonando todo, lo único que se mantenía en pie en mi vida era la obra. Llegué a abandonarme a mi misma a cambio de la obra. Y yo ni enterada. Mientras más creía que me estaba encontrando, más me perdía. Algunas veces notaba esto, pero esos momentos de lucidez mental eran efímeros: de vuelta a trabajar. La fecha de estreno se acercaba y todavía quedaba mucho por hacer. Después va a haber tiempo para mí, pensaba. (Silly Rabbit...)

Así fue que llegué a Mayo: con un nivel de estrés que podía tocar las estrellas, pero con mi propia obra en cartel todas las semanas. Sí, en la balanza de la vida gané, pero eso no quita que haya perdido. No tenía voz propia, no tenía ideas propias, no tenía vida propia. Pero las funciones seguían, nos dieron un mes más de contrato. Y ese último mes me abrió los ojos a todo. Era un completo desequilibrio. Y esto no lo pensaba yo sola; para que te diga algo así tu mejor amigo, es porque estás en el horno, amiga. Sin querer, arruinaba todo lo que se cruzaba por mi camino. Era Soy un gran "Mirame y no me toques", porque te puedo cagar la vida en cinco segundos por accidente. Si, ayer fue uno de esos días que son un antes y un después.

Y así es como llego esta noche acá. Desequilibrada, sin obra, y reencontrándome. Después de un año de abandono, volví.

Y no, no soy millones, pero sí unos cuántos miles.