16.9.11

Oh, the irony



Claro, cuando te sentís como la mierda y no tenés ganas de absolutamente nada, te escribís una vida; pero cuando por fin empiezan a llegar las cosas buenas y querés gritarle al mundo que estás bien no podés poner ni dos palabras juntas.

Es como esa cosa rara de que todo junto va separado y separado todo junto.

Y así estoy ahora. Con nervios, pero de los lindos.
Quizás no quiero escribirlo porque inconscientemente tengo miedo de "cantar victoria" antes de tiempo y blow the whole situation.

No hay comentarios:

Publicar un comentario