24.7.11

Thank you, JK.

Me falta algo.
La ansiedad, los nervios, la adrenalina de abrir uno de los libros sin saber con qué me podía encontrar, o la emoción de sentarme en la butaca del cine rogando que la película estuviese bien adaptada.
Se acabó. Ya no queda nada más por ver.
Todavía me acuerdo de cuando faltaban dos años para que llegara el famoso 14 de Julio de 2011. Y el tiempo pasó volando tan rápido. Creo que fue cinco minutos antes de que terminara la película cuando caí en que eso era todo. Y lloré. Lloré mucho.
Para mí esos cinco minutos fueron como el cierre de un capítulo de mi vida, y siento que con estas pocas palabras no llego a expresar en lo más mínimo lo que voy a extrañar la saga, pero durante diez días intenté poner en palabras algo que creció conmigo por más de diez años. Thank you, J.K. Rowling, for letting me stick with Harry until the very end.

2 comentarios:

  1. Tenés toda la razon!.. Yo tampoco supe muy bien como poner en palabras todo lo que sentí mientras y después de ver esa película, pero lo que vos escribiste es exactamente lo que me pasó
    Me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  2. Fue tremenda. Sin palabras.
    Tuvimos telepatía, pensaba en firmarte el muro para ver donde andabas jajaja.
    Un beso grandeeeeeeeeeeeeeeeeeee!

    ResponderEliminar