23.11.10

diez y ocho

Es inevitable que todo el mundo te diga "Felicitaciones, ahora podés ir a la cárcel!". Sí, cumplir dieciocho parece, es, todo un acontecimiento.

Para mí este año trajo muchas cosas que me marcaron para siempre. Quizás la que más resaltó fue el hecho de que no pensé más en el mañana, sino en el ahora.  La cantidad de oportunidades que me hubiera perdido por no arriesgarme este año serían incontables. Conocí a tantas personas que hoy son imprescindibles para mí; otras que ya conocía pero que tal vez no me animaba a conocer mejor. Y también están esas otras que te acompañaron siempre en el camino, que a veces son las que más descuidas por darlas siempre por sentado. Todas ellas me terminaron de devolver esa parte de mí que había desaparecido, y curaron esa herida en mi corazón que pensé que tardaría años en sanar. Yo no podría mantener la sonrisa en mi cara sin toda esa alegría que me mandan constantemente todas esas personas. En casi todos mis cumpleaños no me alcanzaban los deseos de todas las cosas que sentía que me faltaban; este año, me costó encontrar más de uno. Aunque, como siempre, tengo uno que lamentablemente siempre está a la espera de cumplirse (y va a pasar muy pronto, de eso estoy segura).

La noche del sábado de verdad que superó todas mis expectativas. Noté que las personas que estuvieron ahí eran las que yo quiero que sean parte de mi vida ahora. Ya no están más esas otras que atentaron contra mi felicidad, porque yo no las deje que se acercaran más.

Do you know that there's still a chance for you?
'Cause there's a spark in you.

You just gotta ignite the light,
and let it shine;
just own the night
like the 4th of July

'Cause baby, you're a firework
Come on, show them what you're worth.
Make them go "Oh!",
as you shoot across the sky.

Baby, you're a firework.
Come on, let your colors burst.
FIREWORK - KATY PERRY

7.11.10

I od'ed with Felix Felicis

Desaparecí por este último par de semanas porque si. Estaba todo el tiempo con una montaña rusa de emociones recorriéndome todo el cuerpo; en ningún momento había un punto medio. Había instantes en que los segundos parecían estancarse para no seguir avanzando, y en otros pasaban volando tan rápidamente que no tenía tiempo para entender lo que estaba pasando. No había razón alguna para enojarme o estar triste y después aparecían miles distintas. Ya no quiero enojarme más. De todo este mes entendí cuales fueron las cosas increíbles y cuales tengo que dejar atrás. Hubo excesos, hubo locuras, hubo hechos que no quiero repetir y otros que si. Hubo choques electrificantes, y no en el sentido bueno. Hubo rumores (algunos shockeantes y demasiado enfermizos para mi gusto), hubo quilombo (y va a haber quilombo). Reconciliaciones y peleas. Hubo finales, algunos felices y otros no tanto, pero cualquiera hubiese sido la forma, igual terminaron. Hubo todo.
Si, este mes estuvo lleno, de emociones, palabras, de música. Lo repetiría una y otra vez, incluyéndole los pocos percances que ocurrieron, porque al final, pude ver a través de lo malo y salir caminando con una sonrisa. Ahora empezó el mejor mes del año y yo sé, yo sé que todo de ahora en adelante va a estar genial. Sin duda alguna, acabo de tener una sobredosis de Felix Felicis.

  El otro día estaba en el colectivo, pensé en una persona, y cuando bajé me la encontré. Goosebumps.