21.10.10

The Dancing Queen

Dicen que el tiempo pasa rápido cuando uno se divierte. Nunca podría haber llegado a pensar siquiera que pueden pasarse a la velocidad de un parpadeo. En un momento podía escuchar los primeros acordes de la obertura y para cuando me dí cuenta, estaba cambiándome para el saludo final. Durísimo.
Hay cosas en la vida que al principio uno no cree que van a significar tanto como lo terminan haciendo. En serio que no encuentro palabras para describir lo que significó para mi este año. Les agradezco con todo mi ser lo feliz que me hicieron todos ustedes, aunque con un "gracias" me quedo increíblemente corta. Y en especial gracias a ustedes tres (si es que alguna vez leen esto), por toda la confianza que tuvieron en mí, y por haberme dado una de las mejores oportunidades. Me cumplieron un sueño, en serio. Todavía me levanto todas las mañanas y siento que algo me falta; llámenme exagerada si quieren, pero sé de buena fuente que no soy la única que siente un vacío ahora que se terminó todo. Gracias a todos por haber dejado una marca tan grande en mí. Fue la mejor forma que podría haber deseado para terminar el colegio, y voy a estarles agradecida de por vida. Siempre, siempre voy a llevar conmigo a Donna y a cada uno de ustedes.

10.10.10

Regina Spektor en Argentina

Otra noche para recordar. Esta quizás no tuvo ese despliegue de horarios como aquel 27 de Noviembre del año pasado, pero de seguro que va a ocupar el mismo espacio en mi mente y en mi corazón. No sé por qué, pero no estaba tan ansiosa por la noche; quiero decir, hace meses que la esperaba, pero particularmente esta semana estuve algo rara conmigo misma, creo que era porque sabía que esta semana iba a experimentar demasiadas emociones juntas. El tan esperado concierto de Regina el jueves y el viernes el estreno y última función de la obra de mi colegio, la última para mí, porque me egreso. Y si, para mí eso es fuerte, aunque a la mayoría le parezca una banalidad. 

Volviendo al tema del concierto, yo estos días estuve investigando y caí en la cuenta de que gran parte del repertorio iban a ser canciones del último disco, el cual escuché a medias, sólo de colgada que soy. Entonces, esta semana y a las apuradas, escuché las canciones que me faltaban (casi más de la mitad del disco. Yeah, I know, I'm a bitch, just like Mary Ann), y como me encantaron, decidir sólo seguir escuchando las que me volaron la cabeza, y dejarme sorprender con las otras en pleno concierto. En un principio pensé que me estaba arriesgando a no disfrutar a pleno la canción en vivo y después arrepentirme cuando la escuchase bien en mi casa después de terminado el concierto. Eso me pasó con Keane, The Killers, y con canciones que son obras maestras y las cuales no es que no había escuchado, sino que no les había prestado atención. Uno de esos defectos míos que me es muy difícil cambiar y que me molesta demasiado.

Cuestión que llegamos con mi gran amiga Lucianne al Teatro Gran Rex, y estaba lleno de gente. Y bueno, qué más podía uno esperar si la función tenía todas las localidades agotadas? Eso ya me daba un plus de emoción. Sí, a último momento sabía que no me iba a arrepentir de ningún segundo de lo que durara el show. Y fue así.
Aunque tardó media hora más en empezar, valió la espera. Después de incontables series de aplausos alentándola para que saliera, por fin salió. Con su sonrisa, sus rulos, su genial mono (lo que tenía puesto, no un animal. Aviso por si las dudas). Se sentó en su piano, tomó un poco de agua y empezó a tocar sin titubeos. Folding Chair, uno de los temas que quería que me sorprendiesen. Sin duda lo hizo. Fue realmente la primera vez que escuché en vivo un cantante que sonaba exactamente igual a cuando la escuchas en cds. Tiene una voz demasiado envidiable. Siguió con Eet, un tema que me volvió loca desde el primer momento que la escuché, y del que irónicamente me cuesta acordarme algunos detalles de la letra. Fue gracioso porque mientras tocaba ella descansaba una de las manos porque estaba tocando muy rápido el piano, y en un momento accidentalmente tiró su té en el banquito donde estaba sentada y en el piso del escenario. Lo gracioso del hecho fue que se volvió la perlita de la noche, más todavía cuando salió un tipo de backstage a limpiarle el asiento y ella le dijo "Cinderella". Regina, no podés ser más sweet porque no te da el tiempo.
Me encantó la dulzura de esta mujer, cada palabra que pronunciaba, cada gesto, todo lo transmitía con una paz que es difícil de encontrar en otras personas. La cantidad de "Thank You"s que dijo durante todo el concierto! Sinceramente, a mí me parece que ella debe ser en serio un amor de persona, y punto.

Los efectos de luces en cada canción estaban geniales; cada montaje combinaba a la perfección con la canción, con la melodía, la letra, con todo. Y los músicos que la acompañaban se zarpaban. Juro que el violinista casi me hace llorar. No sé por qué, pero desde que tengo uso de razón que el violín me vuelve loca, es el sonido que más me llega.

Siguiendo con las canciones, pasemos directo a lo bueno: Sailor Song. Dios, como nos emocionamos cuando empezó esa canción! Demasiados recuerdos divertidos juntos, y que haya agregado esa canción al tour fue un regalo hermoso. Lo mejor es que aproveche para descargar un poco de ira que estuve conteniendo esta última semana con la frase "Cause Mary Ann's a bitch!", dedicándosela a una bitch de por ahí. Después de eso siguieron varias canciones más, todas demasiado buenas como para detenerme en cada una; algunas himnos (Better y la nueva Laughing With), otras emocionantes (One More Time With Feeling y On The Radio), entre otras. Luego de esta seguidilla de éxitos, despidió momentáneamente a sus increíbles músicos para quedarse sola en el escenario, y poder así tocar su guitarra. Tocó Bobbing For Apples y That Time. Fue genial cuando se equivocó en el medio de That Time y se enojó con ella misma por un error re boludo, pero la piloteó tan bien que todo el teatro le aplaudió. Regina, we are not asking for perfection, if you were perfect then you wouldn't be Regina.

Volviendo a su inmenso piano, tocó la canción que más esperaba no solo yo sino todo el teatro: Après Moi. Canción que vuele la cabeza si las hay! Fue impresionante. Esa si tuve que cantarla, no me podía contener más, hasta la parte en ruso canté!
Algo que quiero rescatar de todo el concierto fue que, al ser ella una artista dentro de todo tranquila, se podía escuchar perfectamente la letra de todas sus canciones, y me encantaba descubrir nuevos chistes dentro de sus letras, como en Summer In The City y la parte al principio de la protesta, o también en Bobbing For Apples y "Someone next door’s fucking to one of my songs". Es una grosa escribiendo esas letras tan detallistas, originales, con cosas que uno a veces piensa inconscientemente (o conscientemente) pero que nunca dice. Ella sí.

Y ya se iba terminando la noche, nuestro valioso tiempo con Regina estaba llegando a su fin. Demostrándonos su virtuosidad con Poor Little Rich Boy, en la cual no solo canto, sino que también tocó el piano con una mano mientras que con la otra hacía percusión golpeando un palillo de batería sobre una silla de madera. O sea, ya sabemos que sos increíble, deja de restregárnoslo en la cara, please. (Mentira, te amo, seguí mostrándonos lo grosa que sos).
Cuestión que termina de cantar Man Of A Thousand Faces, saluda, y se van ella y sus músicos. Pero era tan obvio que iba a volver (porque aún no había cantando Fidelity), que hasta me quedé sentada y tranquila esperando a que volvieran. Aunque después de cinco minutos ya estaba empezando a asustarme, me calmé cuando apareció Regina de nuevo corriendo hacia su asiento y sin darme cuenta se me pasaron volando Samson y Us. Entonces sabía que llegaba el final cuando comenzaron a sonar los acordes de Fidelity, y ahí dije "Ya fue, o canto o canto", y canté cada palabra, junto a ella y al público. Y así como vino, se fue.

Setlist:
  1. Folding Chair
  2. Eet
  3. Blue Lips
  4. Sailor Song
  5. Machine
  6. Laughing With
  7. One More Time With Feeling
  8. Better
  9. On The Radio
  10. Two Birds
  11. Dance Anthem Of The 80's
  12. Bobbing For Apples
  13. That Time (Hey remember that time... Fuck! I had to fuck up something!)
  14. Après Moi
  15. Human Of The Year
  16. Summer In The City
  17. Poor Little Rich Boy
  18. Man Of A Thousand Faces 
 ENCORE:
  1. Samson
  2. Us
  3. Fidelity
 
 De verdad gracias Regina, por habernos dado a todos un show increíble, que se que todos van a recordar para siempre, porque vos sos única y tu talento es indiscutible. Una pena que la función del 07/10 (la que yo fui!) era la original, y en la del 06/10 tocaste The Call y Hotel Song. Me dejaste con todas las ganas de escucharlas en vivo. Ojalá la próxima me des ese gusto y también nos cuentes toda esa "important stuff" de la cual querías hablar pero como no sabías español no quisiste decirlas. Confío en que vas a volver pronto.