29.8.10

Santo Pecado fue conocerte


Me vendiste un sueño al dosporuno y me dejaste sólo realidad. Vivís conmigo en mi inconsciente.  En mi almohada te encuentro a momentos, aunque no sirve de nada. Tanto soñarte y extrañarte sin tenerte. Tanto inventarte. Tanto buscarte por las calles como una loca, sin encontrarte. Pensar en ti es como abrirle un agujero al tiempo, es un derroche de masoquismo. pensar en ti, sin mi.

Cómo duele gastar el instante en el que tú ya no estás. Cómo cuesta luchar por las cosas que no vuelven más. Es tan difícil respirar el aire en que no estás. Lo que te está sobrando, a mí me salva la vida. Dame tu llanto para llorarlo contigo, dame el misterio de tus ojos cuando duermes. Dame el aire cuando exhalas para ver si te respiro
Quítame un beso, póntelo donde prefieras. Dame un pretexto para reestrenar mi vida.
Dame lo que quieras darme, quítame lo que tú quieras.
Que pido mucho o que me conformo con poco. Que sigo cuerda o estoy totalmente loca. 
O será que la vida no es otra cosa que un racimo de antojos? Ilógica es mi vida sin ti.  
Así de ironica, así de estúpida, así de absurda es mi vida sin ti. 
Cuándo no se ama demasiado, no se ama suficiente. Nunca se sabe lo que uno tiene hasta que lo pierde. No te enamoraste de mí así como yo de ti, y aún sabiendo que no eres el mejor partido dime, quién puede contra Cupido? 
 
Quién dijo que tu voltearías mi futuro al revés? 
A pesar de tus errores y los míos, aún te amo. No sé si por idiota o por romantica, no sé si por novata o por nostalgica. Aún te amo, no sé si por ilusa o fatalista, no sé si por cobarde o masoquista. Pero te amo, y no sé hacer otra cosa más que esta. Porque me enseñaste que abrazada a tu cintura, todo parece una fiesta. 

Mas sin decirme nada, sin decir por qué, sin una coartada o una explicación. Sin una mentira escrita en un papel, sin las cursilerías típicas del caso. Sin decirme nada, sin decir por qué, se fue. Y yo pensando en el como si fuese unico. Aferrada a su ausencia como si fuese sólida, pidiéndole a la vida que quizás la química lo devuelva.

Se te olvidó enseñarme qué hago si no estás tú. Me enseñaste de todo, excepto a olvidarte. Dónde se apaga el amor que quedó? No encuentro el interruptor. Si hay que aceptar que nuestra historia voló, de dónde saco el valor? 
Como si fuese tan fácil deshacerse del amor. Como si fuese una prenda que se quita y se acabó. Así de simple y sencillo me pides que te olvide. Como si fuese tan fácil arrancarte de mi mente, como si todo lo vivido hubiese sido tan intrascendente. Como si fuese tan fácil suplicarle a mi cerebro que le ordene al corazón que le anule cualquier recuerdo.

Resulta que eres tu siempre lo mas importante. Aunque querer olvidarte sea mi filosofía, te llevo pegada a mí como calcomanía. 
Cómo olvidarte, si estás en cualquier parte. Cómo olvidarte, si te llevo conmigo. 
Cómo olvidarte si eres parte de todo. 
Que ganas de huir, de no verte ni la sombra. De pensar que esto fue un sueño o una pesadilla, que nunca apareciste, que nunca has existido.
 

El problema no fue hallarte, el problema es olvidarte. 
El problema no es tu ausencia, el problema es que te espero. 
El problema no es problema, el problema es que me duele. 
El problema no es que mientas, el problema es que te creo. 
El problema no es que juegues, el problema es que es conmigo.  
Si me gustaste por ser libre, quién soy yo para cambiarte? 
Si me quedé queriendo sola, como hacer para obligarte? 
El problema no es quererte, es que tu no sientas lo mismo.

Y cómo deshacerme de ti, si no te tengo? Cómo alejarme de ti, si estás tan lejos? Como encontrarle una pestaña a lo que nunca tuvo ojos. Como encontrarle plataformas a lo que siempre fue un barranco. Como encontrar en la alacena los besos que no me diste. Y es que el problema no es cambiarte, el problema es que no quiero. 
El problema no es que duela, el problema es que me gusta. 
El problema no es el daño, el problema son las huellas. 
El problema no es lo que haces, el problema es que lo olvido. 
El problema no es que digas, el problema es lo que callas. 

Cuándo fue la última vez que se te fue el amor por no dejarlo libre?
Cuándo te ganó el orgullo y escogiste el llanto por no perdonarlo? 
Cuando fue la ultima vez que un simple deja vu me llevo hasta tus brazos? 
Cuándo fue la última vez que te quisieron tanto? 
Cuándo volverás a ser lo que no fuiste nunca? 
Cuándo fue la última vez que te sentiste sola y llegaste a odiarlo? 
Cuándo llegó a convencerte el maldito despecho de que un clavo saca a otro?
Cuándo te olvidaste de que el caso no es entenderse sino que es aceptarse? 

El que se va sin que lo despidan vuelve sin que lo llames.
Tarde como siempre, nos llega la fortuna.
Aquí, todo sigue igual que antes. Yo estoy sola como nunca, por eso escribo. Y no pretendo que hagas nada, solo quería asegurarme que supieras. Hay momentos que siento que no puedo más, que mis alas no quieren volar, que me ciega la oscuridad y que ya no tengo fuerzas ni para llorar.
Aprendí a pretender que todo pasó, a vivir con el hecho de que jamás seremos más de lo que ya somos. Porque sé que no vas a leer esto, lo pongo en palabras. Capaz, y solo capaz, algún día un milagro te haga abrir los ojos y entiendas que nadie va a quererte tanto como yo lo hago. Yo aún sigo esperando ese día, es lo único que nadie puede quitarme. Mientras tanto, al menos ahora sé que estás acá conmigo, aunque sea como amigo.

4 comentarios:

  1. Gracias a Kochi, mi eterna compañera de desamores por las letras durísimas de Arjona, y por sacar lo cursi que hay en mí :)

    ResponderEliminar
  2. miercoles a la noche, casa de kochi, la paso muuy bien con ustedes. solo queria que lo supieras
    soy mel :)

    ResponderEliminar
  3. Lo bueno de la vida es que siempre nos hace encontrarnos con gente nueva, no? Sinceramente espero que esa persona abra los ojos, pero mientras tanto hay tanta gente ahí afuera ;)
    te quierooo! 4/9 aqui vamos! jajaja

    ResponderEliminar
  4. Qué linda entrada, a pesar del tema central. Qué lindas partes extrajiste. Puede ser que en algunos casos Arjona sea algo cursi, pero su forma hace que te guste. Puede ser que escriba sobre obviedades, pero nadie lo hace, y él es un genio haciéndolo. Me encanta.
    Y con respecto a lo otro, vas a ver que cuando llegue alguien más, el indicado, quien sepa valorarte y quererte como vos querés que lo haga, vas a darte cuenta, y esto va a ser una anécdota. Esta es una de las pocas cosas en las que creo firmemente.
    Un beso grande Agnes, que sigas más que bien(:

    ResponderEliminar