6.3.10

Alice in Wonderland

Seguramente la película que más estuve esperando su estreno desde hace tiempo, lamentablemente las de Harry Potter ya perdieron lo que tenían de bueno. Pero a esta película yo sabía desde un primer momento que no me iba a decepcionar, estaba totalmente segura de eso. Es decir, era mi película favorita cuando era chiquita, Tim Burton la dirigió, Johnny Depp encarna al Sombrerero Loco y Helena Bonham Carter a la genial Reina de Corazones, que más puedo pedir? Ya con ver los avances hace unos meses tenía unas ganas terribles de verla cuánto antes. Aviso que este post puede llegar a tener Spoilers (!), no voy a guardarme detalle alguno, y consecuentemente puedo llegar a contar algo sobre lo que pasa en la historia. No es seguro, pero están advertidos.
En fin, un must en este blog es que suba mi opinión sobre esta película, Tim Burton's Alice in Wonderland.


Definitivamente la película fue todo lo que esperaba y más. El simple hecho de que no era una remake de la de dibujitos la hizo mejor todavía; nueva historia, misma esencia. Era como si en cada segundo de la película de una forma me llevaba a la que vi durante toda mi infancia, sin mostrarme exactamente algo que ya ví. Supongo que no me hubiera interesado tanto si era una remake, en especial, hubiera sido ver lo mismo que puedo ver en la película original, pero con personas reales, y no dibujos. En cambio acá, Tim Burton muestra su interpretación del libro y su forma de ver al País de las Maravillas, montando una secuela que se une muy bien con la historia original. La manera en que le dio su toque tétrico a todo ese mundo imaginario a mi me sorprendió.
Al principio era como que no podía esperar a que Alicia volviese de nuevo al País de las Maravillas, casi salto del asiento cuando apareció el Conejo Blanco. Omitiendo mis pequeños ataques de histeria por la emoción que sentía a lo largo de la película, la disfruté de principio a fin. La imagen, el vestuario, el maquillaje y los colores, todo te llevaba a un mundo que (al menos yo) conocía a la perfección, pero de una manera completamente nueva.
En general, los personajes estuvieron casi todos muy bien caracterizados. Mia Wasikowska interpretando el papel de Alicia me pareció muy bien. En especial, no es esa típica chica inglesa perfecta (será porque es australiana? Jaja), sino que tenía como una belleza muy peculiar, muy al estilo Wonderland. Y obviamente que no era exactamente la misma Alicia que la de la película de caricaturas, sino que era una mucho más "madura", por así decirlo. A fin de cuentas, en la historia habían pasado diez años desde el primer viaje de Alicia al País de las Maravillas. Habrá sido por eso que el Sombrerero Loco le dice a ella que parece haber perdido su "muchosidad" (muchness). Hablando del Sombrerero, Johnny Depp hizo un muy buen trabajo, mostrando un nuevo lado del Sombrerero, uno mucho más distinto del de la película de 1951 (wow, ya cumple sesenta años!). Aunque ambos están igual de locos, en la nueva película, él parece tener como un trastorno mucho más grande, cada vez que se "enojaba" le salía de adentro una personalidad algo "maligna", como si tuviera doble personalidad. Medio raro eso, pero con el contexto de la historia quedaba bien. Es decir, durante la aunsencia de Alicia, la Reina de Corazones (me niego a llamarla Red Queen, eso si fue algo que me molestó un poco, me gusta que se llamen según el mazo de cartas) se había apoderado de todo el País de las Maravillas, expandiendo el caos y el terror. Para mí es por eso que el Sombrerero quedó todavía peor de lo que ya estaba. Tal vez algo que no hubiera hecho es darle tanta importancia a su personaje y al de la Reina (en cuanto al marketing de la película), sólo porque lo hicieron Johnny y Helena, siendo Alicia la protagonista de la historia. Pero bueno, esa es solo mi opinión.
Ambos unos capos en la interpretación de sus personajes, ya sé que esto lo va a decir todo el mundo, pero aunque sean los actores fetiche de Tim Burton, ellos si que saben lo que están haciendo, en todos los proyectos que protagonizan. Entre el acento extraño de Johnny y el aire de realeza y maldad que irradiaba Helena, llevaron a sus personajes al máximo. Creo que los que dicen que a Johnny no se lo notaba realmente interesado en lo que hacía están equivocados, porque, como dije antes, no es el mismo Sombrerero que el de el primer viaje de Alicia, después de todo el tiempo oscuro que sucedió a la Reina de Corazones, ya nadie era el mismo, ni el Lirón del Sombrerero Loco y la Liebre, que siempre vivía dormido, era el mismo (o la misma, en realidad, al parecer era hembra). Durante toda la película se la notaba bastante despierta. Todos habían cambiado, con la excepción, claro está, del Gato Risón, mi personaje favorito de toda la historia.
Porque aunque parece el más loco de todo el País, es en realidad el más cuerdo. Sabe exactamente con que razón dice o hace lo que hace. Detrás de sus frases incoherentes y acertijos, siempre esconde el camino correcto o la descisión que a Alicia le conviene tomar. Sólo que es díficil creerle a alguien que vive en un País de locos, no? Me encantó como hicieron a un Gato completamente nuevo, en vez de violeta, ahora es azulado, y es tétricamente perfecto (a lo Tim Burton, obviamente). Y de todas formas, yo todavía quería abrazarlo, porque me causa ternura como se alegra cuando descubre que Alicia ha regresado.
Otro plus de la película eran todos los grandes actores que prestaron sus voces para darles vida a los personajes de la película original (entre ellos, Alan Rickman, quien hace de la Oruga (Quién eres tú?), alias Snape), y era divertido tratar de descubrir quién hacía de quién durante la película.
Un personaje que sinceramente no me gustó, fue el de Anne Hathaway, la Reina Blanca. Me pareció que no estaba bien "lookeada", parecía desarreglada, como que falló en lograr el contraste entre blanco y oscuro. Y además de eso, no me llegó su personaje, que lamentablemente fue la primera vez que no me gustó una actuación de ella, la verdad es que es una de mis actrices contemporáneas preferidas. En fin, una lástima. Como tampoco me gustó (hasta me incomodó un poco) el baile extraño del Sombrerero al final.
Bueno, para ir redondeando un poco, la película (como ya notaron) me gusto muchísimo, y además de eso era lindo que te llevara al pasado, a la de dibujitos, esa que me acompaño durante toda mi infancia. Capaz extrañé el Feliz, feliz, No Cumpleaños!, pero en general, es una película para volver a ver (y pienso hacerlo, pronto).


Recién leyendo otras reviews de la película en internet, descubrí que a mucha gente no le gustó la película para nada, y yo creo que, si no te gustó la primera, y si uno no puede abrir la mente a la imaginación y a perder el sentido de las cosas por un rato, este tipo de historias no pueden disfrutarse como es debido. De todas formas, se la recomiendo a cualquiera que si le gusten este tipo de cosas tanto como a mí, yo hasta me sentía que estaba ahí, en el País de las Maravillas con Alicia y sus amigos.
Yo ahora me despido, terminando de escuchar el soundtrack de Danny Elfman (otro infaltable compañero de Tim Burton), que hizo el verdadero soundtrack de la película (Original Score), no esa cosa rara que hicieron (Almost Alice) con bandas como Tokio Hotel o Pete Wentz, la verdad que eso me pareció cualquiera, como que hasta llego a rozar lo "Twilightero", pero por suerte no pasan nada de esa música en toda la película (excepto un tema en los créditos, que me importó poco y nada). So, go and watch it, I promise you won't regret it at all. And don't be late!

3 comentarios:

  1. voy a tratar de ir a verla lo antes posible es para verla en el cine besos!

    ResponderEliminar
  2. No voy a leer tu review para no enterarme de ningun detalle porque quiero verla u.u
    Besos y Feliz Día! :)

    ResponderEliminar
  3. mmm, por lo general leo poco las criticas de las pelis porque es dificil que alguien catalogue una peli como uno lo hace...pero este post lo lei de pe a pa y ahora tengo mas ganas de ir a verla que antes!!

    ResponderEliminar