21.12.09

Exitlude

We are not the same persons this year as last; nor are those we love. It is a happy chance if we, changing, continue to love a changed person.
W.S. MAUGHAM

Muchas veces relaciones de cualquier tipo se quiebran bajo la simple excusa de "no sos el mismo de antes", o uno mismo se aleja de ellos construyendo una pared enorme de "yo no soy el mismo de antes". Como reseña de este fin de año, quiero hablar sobre los cambios.
Uno empieza el año como quiere, con una mentalidad fija para cumplir sus objetivos a lo largo del año. Pero, al finalizarlo, la mayoría de las veces uno se encuentra muy lejos de aquella persona que era a principios de Enero.
Cada uno tiene sus altibajos constantemente, y son esos los que nos van alterando y nos cambian. Tomamos nuevas decisiones acerca de nosotros mismos según las cosas que nos suceden diariamente. Ahí es cuando suceden los cambios, sin importar sin son drásticos o no.
El problema es que si uno se deja vencer por los cambios, en lugar de tomarlos y buscarles el lado bueno y aplicar eso a uno mismo, sólo lográs quejarte, juntar rencor hacia el mundo y la vida. Si supuestamente todo tiene su lado bueno (no hay mal que por bien no venga), entonces que cuesta esperar a que llegue lo bueno, por más mínimo que sea?

Este año, como todos, fue único. Por una vez creo que hubo más altas que bajas (en sentido figurado), pero fue principalmente porque descubrí que malgaste mi tiempo en enojarme por cosas que no valen la pena, preocuparme por personas a las cuales sinceramente no les importo; entonces este año, me saqué todos esos pesos de encima. Cuando me alejé de lo que más buscaba, cansada de tantos intentos frustrados por conseguirlo, lo que quería vino a mí. Me separé de la gente que me hacía mal, personas por las que no valía la pena gastar mi tiempo, y por fin pude respirar.
Me preocupé por lo que realmente me importa, y por fin encontré quienes son mis verdaderos amigos, personas por las que daría todo, y que no perdería por nada en el mundo. Me dí cuenta de quienes eran porque, si me enojaba con ellas, no quería estar enojada con ellas, me destruía el simple hecho de saber que me estaba alejando de la gente que de verdad había que mantener cerca.
Ahora, terminando este dosmilnueve, me siento bien, con ganas de empezar un nuevo año, libre de las cosas malas que me volvían loca. Obviamente que voy a seguir exagerando todo lo que me pasa como si fuera el fin del mundo, I'm a fucking teenager, what'd you expect? Y disfruto de eso, porque en el fondo sé que me preocupo por cosas que no son tan importantes, y tengo la edad para hacerlo, y pienso aprovecharla mientras pueda.

Este año aprendí muchísimo, aprendí que las cosas no siempre salen como uno las planea, o como uno cree que deberían salir. Aprendí que hay cosas que salen mal y que no siempre se arreglan o vuelven a ser como antes. Aprendí que algunas cosas que se rompieron, siguen rotas, y aprendí que podés superar momentos malos y seguir buscando mejores, siempre que lleves contigo gente que te ame.

Así que ahora me encuentro abriendome paso a un nuevo año, un nuevo y mejorado yo (o al menos eso creo), planteándome metas, objetivos, destinos a los cuales todavía no sé si llegaré... En otras palabras, espero que todos hayan disfrutado de este año tanto como yo, Merry Christmas, you filthy animal. And a Happy New Year - HOME ALONE: LOST IN NEW YORK.
Supongo que nos vemos en un año, hablando de lo mismo. Vamos a ver cuánto cambian las cosas durante el casi recién llegado dosmildiez

No hay comentarios:

Publicar un comentario