2.12.09

Do you ever wonder?

Últimamente me paso el tiempo imaginándome situaciones que nunca van a suceder, por el simple hecho de rondar esa temible zona de "Qué hubiera pasado si...". Al final termino más mezclada que antes, llena de remordimientos por no haber hecho las cosas como tendría que haberlas hecho, o como yo creo que tendría que haberlas hecho. A quién no le gustaría tener una máquina del tiempo?

Dios, lo que daría por que algún día se me aparezca un Delorean 1984 para volver atrás y cambiar tantas cosas... (y si está Marty Mcfly adentro no me molestaría para nada, jaja) Decir todo lo que tendría que haber dicho cuando pude, y no que a los cinco minutos ya este puteándome a mi misma por haber cerrado el pico (pelotÚda). Tal vez crees que en ese momento todavía tenés tiempo de arreglar las cosas, decís "La próxima vez lo hago, la próxima vez...", qué si no hay una próxima vez?
Qué si eso era todo? Y aunque intentes e intentes, el tren ya pasó.

Es por eso que yo creo que no hay que esperar a que la oportunidad te caiga del cielo mágicamente, obviamente que cada tanto, muy cada tanto eso sucede, pero no es lo común. Si uno quiere que algo salga bien, tiene que hacerlo uno mismo. Y aunque haya veces que no salen bien de todas formas, al menos sabés que lo intentaste, no?

No more of that crap of If it's meant to happen, it's going to happen, si esperas a que las cosas simplemente pasen, jamás pasan. Querés algo? Buscalo. Hace lo imposible por conseguirlo, hasta que todas las puertas se te cierren en la cara, yo creo que siempre queda alguna abierta.
Nada de lo que de verdad te importa llega fácil, eso puedo asegurártelo.

But of one thing I'm sure, de nuevo desaproveché mi oportunidad, pero al menos no la estoy pasando mal como antes, cambié y aprendí de mis errores. Far from what I once was but not yet what I'm going to be.

- Hoy escuché de nuevo todo el concierto de The Killers, sigo sufriendo de depresión post-GEBA, jaja, un desastre.

1 comentario:

  1. Cuenta la historia de un maestro que les pide a los alumnos que busquen la palabra hubiera en el diccionario. Y un alumno le responde que no encuentra la palabra... el hubiera no existe. Creo que es mas un asunto del destino, si algo tiene que pasar va a pasar como decís, las cosas no se dan porque sí, y esta bueno a veces vivir esa suerte de destino.
    Pero ojo, también tiene que ver cuán convencida estás que eso ocurra. Un beso Ine!

    ResponderEliminar